Actualizando el chuzo…

San Andrés

Playa, brisa y mar, ¡ou seh! (San Andrés y detrás de las palmeras Johnny Cay, desde el Hotel El Dorado)

Hola,

Bueno, aprovechando que hoy es domingo, no tengo ganas de leer nada de maestría, nada que termina el torrent que estoy bajando y pues aún no son las 12, escribo otro post para contarles una breve actualización de estos cuatro meses…

– Sigo trabajando en la misma parte en el mismo cargo. En diciembre recibí el botón de los 5 años de estar trabajando allá. Ya soy oficialmente activo fijo de la U 😛

– Empecé tercer semestre de maestría junto con las clases finales de dos materias del semestre pasado (que por vagancia no las vimos en diciembre). Por ahora todo marcha viento en popa, excepto el proyecto de grado que ya toca empezar a definirlo y hasta ahora no hay nada concreto :-S

– Me pasó otra vez lo de este post (lo de los zapatos diferentes), con el agravante que en esta ocasión un zapato era negro y otro café (imposible de disimular). Afortunadamente me di cuenta en el carro antes de dejar a mi papá en la empresa, así que tocó devolverse a la casa y cambiarse el zapato. No me imagino cómo se habría reído la gente de mí cuando me hubiesen visto entrando a la oficina con dos zapatos totalmente distintos 😛

– Vino mi hermana de visita con el cuñado y nos fuimos de paseo para San Andrés, después de 18 años desde la última visita. Pa’qué, está bastante cambiado (como obvio después de tanto tiempo ¿no? 😛 ), se pasó bueno, se descansó, se tomó coco loco en forma, se comió bueno en el restaurante y hasta hubo tiempo para amanecer malito del trago del día anterior 😛 Lo único malo del viaje fue que se acabó 🙁

– ¿El corazón? Bien gracias. Nada en el horizonte por el momento 🙁

– La semana pasada (el domingo 18) me atropelló un carro. Bueno, de hecho no fue atropellada, más bien fue como un “empujón”, pero igual me alcanzó a mandar al suelo. Gracias a Dios no pasó de un esguince en el tobillo izquierdo, unos raspones mínimos y la camiseta de los domingos rota en la parte de atrás 😛 Yo me había bajado momentos antes a la calzada debido a que había una venta de empanadas en la acera (aunque realmente acá en el pueblo todos caminamos por la vía, esta vez tenía excusa :P) y el tipo que iba manejando estaba tomado (y según él iba escopolaminado, pero en fin). Menos mal la cosa no pasó a mayores, me dieron dos días de incapacidad (domingo y lunes) y aproveché para hacer las vueltas del cambio del módem y descansar 😛

– Mmm… creo que nada más 😛

En fin, como lo digo cada que escribo por acá, espero no abandonar el chuzo por mucho tiempo 😛 Gracias por el pasoncito por estos lares 🙂

¡Saludos!

– Andrés M.

El módem ha muerto, que viva el módem (segunda parte)

Modem Emcali ADSL

Hola a tod@s,

Hace rato que no vengo a actualizar por acá el chuzo… y pues la verdad no ha habido cosas interesantes para contar últimamente. O bueno, de pronto sí, pero es que la verdad la madre de todos los vicios no ha dejado 😛 Pero bueno, por acá vengo a cortar el pasto que ha crecido bastante por acá y a escribir el primer post del año 😉

Pues bien, como el título lo indica, volví a tener el mismo problema de hace poco más de tres años que conté por acá, el aparato primero le dio por reiniciarse y al otro día sólo prendía tipo luz estroboscópica… y ahí empieza el martirio con nuestra querida empresa caleña que esta vez no fue tan rápida como la primera vez (mínimo dijeron “uy, este man tan dañino, dejémoslo sufrir un rato”). 3 de abril, primera llamada a soporte: “prenda y apague el aparato… desconéctelo y vuélvalo a conectar… desconecte todos los cables… resetéelo… mmm le estoy generando un ticket para que una persona de Emcali lo visite en el transcurso de la semana y revise el aparato”. Bueno, será pasar una semana sin internet, buehhh…

Quemamodems

“El quemamódems”, original por Alejo

Pasa lunes, martes, miércoles… jueves llamo: “sí, es que como acaba de pasar semana santa entonces tenemos muchas visitas represadas” (sí, cómo no, como dice la publicidad de la cerveza Póker) “bueno, ¿y entonces para cuándo más o menos?” “no, pues ya no depende de nosotros, toca esperar”. El jueves me dice S: “ve, fijate que para este fin de semana está gratis Call of Duty 4 MW2, para que te metás y juguemos”…

rageguy

Yo después de saber que me iba a perder la oferta de CoD4MW2 gracias a Emcali

Llegó el sábado, llamo para preguntar si puedo ir a alguna oficina para cambiar el módem: “no señor, le toca esperar a que vayan a su casa”. Juemadre vida. Pasó el segundo fin de semana… lunes, martes… miércoles vuelvo y llamo: “sí, aquí tenemos registrado su caso, voy a mandarle un correito (sic) a la gente encargada para que le dé prioridad a su caso”. Pasa miércoles, vuelvo y llamo el jueves, el mismo cuentico del “correito”, me da por preguntar de nuevo si puedo ir a algún sitio para cambiar el módem y me dicen “sí, Ud. puede acercarse a la sede del Peñón y ahí se lo cambian. De todas maneras voy a mandar el correo para que le den prioridad a su caso”. Ok, vamos a ver si me llaman hoy. Pasó el día, llega el viernes, vuelvo y llamo, me dicen el mismo cuentico del correo. Pregunto si puedo ir el sábado para el cambio de módem, me dicen que no porque no atienden los sábados, que ya será para el lunes. Damn!

El lunes 19, dado que estaba incapacitado (en otro post contaré porqué), llamé entonces para averigüar cómo era la vuelta para el cambio de módem, qué tocaba llevar y eso. Me dicen que la sede del Peñón está en remodelación y que podía ir a la sede de Calima o al CAM. Como soy norteño entonces vamos para Calima, pensé yo. Cogí el bus y los que van. Llego allá y le pregunto al guarda, y me dice después de preguntarle a una de las encargadas, que esa vuelta no se hace ahí, que de pronto en la sede de la Flora le hacen eso. Al preguntar en el stand de información me confirman la información; ni modo, será ir para allá. Llego como a la 1, me dirijo a la recepcionista pero me dice que están todos almorzando a esa hora. Como yo estaba decidido a resolver eso ese día dije que no tenía afán y que esperaba. Como me vio tan decidido, habló con alguien y me dijo “vaya al tercer piso de la otra torre y pregunte por Juan Carlos”. Voy para allá, el señor me recibe el módem, lo prueba una y otra vez hasta que se da por vencido y me entrega un módem nuevecito con todos los juguetes. Llego a mi casa, lo conecto y ¡Eureka! ¡Habemus internet! 🙂

De esta manera por fin termina la novela con el módem dañado y la gente de soporte de Emcali de aquí del pueblo, que parece que juega rasquinball todo el día porque ni siquiera se manifestaron. En todo caso se le agradece a Tigo por su plan de datos ilimitado 2G diario de $2500, con el que me bandeé estas dos semanas sin módem 😛

Bueno, después les contaré más, ¡saludos!

– Andrés M.