Feliz día, mamá…

Mamá

(Como su nombre lo indica,
tomado de tarjetaszea.com)

Hola a tod@s!

Bueno,
hace algún tiempo no escribía en este blog… bueno, la verdad sea dicha, la pereza no me ha dejado escribir 😛 Sin embargo, hoy quería escribir de este día, el Día de la Madre (que curiosamente se celebra en distintas fechas alrededor del mundo… la fecha del segundo día de mayo es la más común). Se conmemora en este día un homenaje a todas las madres que con su esfuerzo, dedicación, apoyo, amor y demás virtudes han cumplido esa misión que Dios les encomendó 🙂 Este año es muy especial, debido a que el viernes nos dieron una linda sorpresa: nuestra amiga Ingri espera un bebé… aún no se sabe el sexo de la criatura, así que no sabremos si seremos tíos o tías 😛 Por lo pronto ya tiene su apodo, “frijolito” (para el que no entienda el apodo vea esta imagen). De antemano amiguita te felicitamos pues ser madre no es fácil, pero seguro tiene una linda recompensa 🙂

Volviendo al tema, quería compartir dos textos relacionados con este día. Aclaro que no son de mi autoría (desafortunadamente no tengo ese don de la escritura) y la verdad no sé de quien sea, sin embargo, aquí van: 🙂

“Señor, gracias a ti tengo una madre. ¿Cuántas veces sufrimos, Señor, yo y ella, porque ni nuestras ideas, ni nuestros deseos, ni nuestros caminos parecen conjugarse. Pero, a pesar de todo, nos necesitamos y nos apreciamos y, por encima de nuestras diferencias y de nuestras opiniones tan dispares, hay algo, muy grande, que nos une, nos estrecha, nos protege. Sí Señor, tú lo sabes, es Tu amor.

Señor, la necesito firme, para apoyarme; la necesito suave, para dulcificar mis asperezas; entusiasta, para darme ganas de luchar; sonriente, para secar en ella mis lágrimas; fuerte y paciente, para edificar mi esperanza.

Porque sé que, al final, cuando hayan pasado mis amigos, las promesas, las ilusiones, mis arranques, mis rebeldías, sólo entonces, sabré que mi mejor amiga, fue Mamá…”

“Gracias Madre por comprender que mi vida tome un rumbo diferente al que pensabas; por no cambiar tu amor inmenso aunque no pensemos siempre igual, y a veces te haga enojar; porque sin importar dónde me encuentre, ni lo que haga, sé que siempre podré ver tu sonrisa y acudir a ti para resguardarme de las tormentas de la vida…

Gracias por ayudarme a crecer… gracias por ser mi madre!”

Mamá, gracias a tí soy lo que soy hoy en día. Le doy gracias a Dios porque me ha regalado a una mujer excepcional, que está conmigo en las buenas y en las malas. Gracias mamá, feliz día!

Este post va dedicado a mi mamá, a mi abuela materna y a mi abuela materna, QEPD. Un abrazo a todas las madres!

– Andrés M.