Se termina un año…

Hola a tod@s,


Imagen cortesía de Tarjetas Zea
Primero que todo, espero hayan pasado una feliz navidad en compañía de sus seres queridos 🙂 Se acerca el 31 de diciembre y muchos hacen un balance del año que está por acabar. Gracias a Dios puedo decir que fue un buen año, pues se cumplieron la mayoría de las metas que tenía planeadas 😀

Enumerando lo que se hizo y pasó este año, tenemos:

  • Gracias a Dios disfruté de otro año en compañía de mi familia y de mis amig@s 😀
  • ¡Me gradué!
  • Abrí este blog :), entré a la blogocosa caleña e invité a algunas amigas a ella.
  • Aunque ya conocía el mundo blogger desde hace un año, apenas este año me volví “blogadicto“, cortesía de los feeds RSS e IE7 😛
  • Ya tengo licencia de conducción, pasaporte y tarjeta profesional
  • Me compré un PC “lo último en guaracha” 😉
  • Disfruté de mis primeras vacaciones “largas” después de 3 años B)
  • Aunque se acabó mi primera relación sentimental, aprendí mucho de ella.
  • Otro año de mucho trabajo gracias a Dios 🙂 ¡Ah! Y estrenando oficina 😛
  • Tuve mi primer accidente automovilístico “en primera persona”, pero gracias a Dios no nos pasó nada grave 🙂
  • ¡Tengo banda ancha! ¡Gracias Emcali! 😛
  • Mi hermana tiene prospecto de matrimonio B)
  • Y otras cosas que no recuerdo en el momento 🙄

Y lo que queda pendiente para el otro año:

  • Aprender a bailar (aunque llevo ya varios años con esta :P)
  • Tomar una decisión sobre mi postgrado
  • Seguir buscando mi media naranja (no, no ésta)
  • La que no puede faltar: la dieta (y ahora si va en serio) 😛
  • Visitar a mi hermana
  • Cambiar de celular y tal vez de operador (te extrañaremos, OLA :()
  • Seguir aportando lo mejor de mí en mi vida y en mi trabajo
  • ¡Y más! 🙄

Como lo dije antes, el 2006 fue un buen año afortunadamente. Y bueno, cómo no agradecer a las personas que hicieron posible todo lo anterior. A mi familia, que con su infinita paciencia han creído en mí, me han apoyado, me han corregido y me han ayudado a salir adelante en lo que me he propuesto. A mis amigos, que me han apoyado en las buenas y en las malas y me han acompañado en los momentos difíciles. A mi jefe y a mis compañeros de oficina, por creer en mí y en mi trabajo, y permitir compartir con ellos otro año de trabajo aportando lo mejor de mí. A los que escriben en sus blogs, por compartir sus puntos de vista y sus vivencias, que lo van enriqueciendo a uno. Y a usted, querido lector de este blog, por invertir un rato de su tiempo en leer lo que escribo 😛 En resumen, ¡GRACIAS!

Para tod@s los que pasen por aquí, les deseo de antemano unas felices fiestas B) Ojalá el 2007 nos traiga muchas satisfacciones y enseñanzas para todos 😀 Que la gocen y que sean felices, Andrés les dice (¿recuerdan a Édgar Perea? :P)

– Andrés M.

PD. Jajaja este post lo tenía en remojo desde hace varios días, pero es que la PP no deja hacer nada 😛

¿Tratando de encajar?

 

Como muchos de Uds. lo saben, este blog y su propietario son caleños (bueno, para ser exactos vivo en Yumbo, pero la mayoría de mis amigos y mi trabajo están en Cali). Como también lo saben, Cali es la capital de la salsa y de la rumba. Y como se imaginarán, fiesta caleña que se respete es fiesta donde la rumba es la reina.

Pues bien, he aquí un caleño que no sabe bailar (bueno, tampoco es que no sepa, pero para efectos prácticos no bailo) y que, la verdad, no es que sienta ese impulso de tener que rumbear cada cierto tiempo para satisfacer una de sus “necesidades básicas”. Eso, en cierta manera, es un “pecado mortal” como lo dijo Andrés Meza en el blog de Padawan. Lo bueno es que en mi caso no es un tema que me tenga “TAN” preocupado. Bueno, sólo en las ocasiones en las que me invitan a fiestas y sucede algo como esto…

… y que el único sentado sea yo. Sí, yo sé lo que dicen, “pero es que uno se hace el ambiente”, “eso no importa que no baile, el todo es que se integre”, “tan amargado“… en fin, les aseguro que he escuchado un buen puñado de estas frases. Pero el berraco perfeccionismo no deja (“si no lo haces bien mejor no lo hagas”) y, en cierta medida, el temor a que se burlen de mí (que a la larga es infundado, porque para qué, gente que sabe bailar menos que uno y nada pasa) no permiten “disfrutar” de esta actividad tan “autóctona”.

A fin de cuentas, no sé si esto es porque no me he atrevido a pasar un buen rato bailando y todo el cuento o es que definitivamente soy una persona con una personalidad de otro lugar bien frío que no le “pegue” al baile y que trata de encajar en la idiosincrasia caleña… en fin, bobadas que uno se pone a pensar a ratos 🙄

Por cierto, la foto anterior fue en la fiesta de empleados de la Universidad Icesi. No está de más decir que, aunque no bailé, la pasé muy bacano en compañía de mis compañeros y amigos de oficina (bueno, olvidando el hecho que por un pelo de rana -no, no de ella– me gano un televisor). La primera foto no recuerdo de dónde la saqué (la tengo archivada desde hace años), pero fue lo más parecido a lo que tenía pensado poner en este post 😉

No siendo más para compartir con Uds. el día de hoy, me despido 😛 Saludos a tod@s!

– Andrés M.

Día de las velitas

Hola!

Hoy por fin culmina una semana de mucho trabajo y muy peculiar, con martes y miércoles que parecieron lunes, jueves que fue como un viernes y viernes que tuvo una pinta de lunes festivo tenaz :-/ (bueno, lo malo es que mañana parecerá un martes-lunes :|)

Pero bueno, lo bueno fue que ayer fue el día de las velitas!

Mi casa
Últimamente no he tenido inspiración para escribir, pero quería dejar un saludo para todos los que visitan este blog 🙂

– Andrés M.